Cambiando Paradigmas

La Revolución De La Esperanza

Tiempos de cambio

Un paradigma es el conjunto de experiencias, creencias, valores, principios, normas y estructuras que conforman tanto nuestra realidad individual como la colectiva que compartimos. Un paradigma distingue lo posible de lo imposible, define nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos, con los demás y con el mundo que nos rodea.

Vivimos momentos en los que muchos de estos paradigmas se derrumban delante de nuestros ojos, al mismo tiempo que construimos otros nuevos, cambiando con nuestras acciones el mundo hasta ahora conocido. Los cambios se aceleran y la inestabilidad se ha convertido en una constante de nuestro día a día.

Vida + Vida

Las ideologías pierden su contenido mientras se venden al mejor postor al mismo tiempo que gran parte de los ciudadanos que nos cansamos de esperar buscamos una nueva orientación, un nuevo sentido en cuyo centro esté la prioridad por la Vida.

Anhelamos la Vida, más allá de viejos esquemas y planes impuestos, somos y formamos parte de un tejido que crece, combinando el deseo de transformar las prácticas económicas y sociales, con el cambio de nuestro enfoque emocional, mental, físico y espiritual.

Un tejido en nombre de la Vida que une sus fuerzas hoy, ya que los problemas que vivimos no afectan a una clase determinada, a una raza o a una nación, sino a toda la Humanidad. Un movimiento cuya meta máxima sea el desarrollo del ser humano, su bienestar y su “bienser”.

¿Existe la posibilidad de emplear el potencial de las personas, los valores, habilidades y nuestra capacidad de colaboración al servicio de la Vida, o lo que nos queda es la pasividad, la comodidad o el “yoísmo” al servicio del “sálvese quién pueda”?

Mi grano de arena

Cambiando Paradigmas nace para unirse a esta fuerza, ayudando a personas y organizaciones a resolver problemas y a desarrollar nuevas actitudes que mejoren nuestra capacidad de adaptación, transformando así la realidad. Avanza con la intención de colaborar, aportar, arrimar el hombro y aprender juntos en este camino de redes-cubrimiento y construcción.

El futuro es impredecible. Hay que crearlo. Será lo que nosotros hagamos de él. ¿Estamos dispuestos a asumir el reto? ¿Estamos dispuestos a comprometernos? La pelota está en nuestro tejado. ¿Esperar a que las cosas pasen o hacer que sucedan? ¿Qué decides?

 SSI

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *